lunes, 28 de diciembre de 2009

MAESTRO LANTO

Alexiis, 29 de diciembre, 2009

clip_image001

Son las tres menos diez de la madrugada, hace rato que pensé o sentí que a lo mejor tenía que canalizar, bueno evidentemente me tengo que conectar y aquí me presento, quedo esperando. . . .

Hace rato que nos cuestionamos cuando finalmente te ibas a conectar o si teníamos que recurrir a tu dichoso aparato para llamarte la atención. Aceptamos y reconocemos que a veces te llamamos cuando no hay posibilidad de atendernos y ya te hemos dicho que no lo tomamos a mal, pero ahora sí, ahora sí no había excusa para que no te presentes. Bueno finalmente lo hiciste, sabías que lo tenías que hacer.

Ahora voy a pedirte que hagas unas cuantas respiraciones bien profundas para elevar más aún tu vibración. . . . Sí, todavía no consigues percibir quién soy, percibes – digamos – los paquetes de energía que te estoy enviando como para poder hablar, pero todavía no me has ubicado, ya va a llegar.

Yo hoy he venido porque quiero hablar de la importancia del Nuevo Año que ustedes enfocan en su vida planetaria. Ya sabes que no soy uno de tus Maestros frecuentes, pero necesito que percibas mi nombre. Vamos Alexiis, vamos, eres capaz de hacerlo.

Te ha costado percibir mi nombre, pero ahora lo tienes, soy el MAESTRO LANTO. He estado en cuerpo humano caminando por la Tierra, pero ahora estoy tratando de ayudar a mis hermanos desde el otro lado del velo, tal como ustedes lo llaman, aunque también voy a ser uno de los que van a regresar a la Tierra. Poco a poco hay muchos de nosotros que van a manifestarse en cuerpo físico nuevamente. Queremos participar, queremos ayudar en lo que ustedes llaman la Era Dorada de Luz y de Amor.

Todos ustedes, los que están trabajando con estos temas saben la gran importancia que tiene el año 2010. No voy a dedicar este mensaje ahora para hacer pronósticos ni nada por el estilo, pero es necesario que ustedes enfoquen el día 31, sabiendo que es lo que ustedes llaman un Fin de Año y un Año Nuevo totalmente a todos los vividos en el planeta Tierra. Es el inicio del Gran Cambio, del Gran Cambio para poder llegar junto con la Madre Tierra a la ascensión hacia la quinta dimensión.

Es importante que todos y cada uno de ustedes haga como un proyecto de vida, no queremos que hagan planes a futuro de ‘yo entonces voy a hacer esto o aquello’, no, lo que ustedes tienen que hacer es empezar el Año Nuevo con la firme convicción de que el camino de la luz que ustedes han emprendido, es el camino correcto y de ahí en adelante tienen que vivir el Ahora, porque es el Ahora el que presenta todos los desafíos y cada uno tiene que ser enfrentado de acuerdo a la necesidad.

Ustedes saben perfectamente que a través de su alma están viviendo lo que han elegido vivir, que son responsables de su propia vida. Ya ha pasado el tiempo en el que tienen que buscar en el afuera que ‘esto me pasó porque tuve mala suerte, porque no se dieron las circunstancias’, no, van a llegar poco a poco a la unión con su Yo Superior, con su alma, y saber realmente lo que han programado, porque es muy importante darse cuenta que cada piedra que encuentran en el camino está ahí porque tiene un significado, está ahí para que ustedes o la saquen del camino o vayan alrededor de ella, dependiendo de las experiencias que cada alma necesite tener para su evolución.

Entonces lo que yo les pido es que estén atentos hacia el cambio de vida que se produce de momento a momento, de día en día, y desde ya queridos hermanos les mando todo mi amor hasta llegar al Gran Cambio o la Ascensión.

Yo Soy, LANTO.

http://alexiis-vozdelaluz.blogspot.com

NOTA: En vista de que este Maestro no es tan conocido para la mayoría de nosotros, he recopilado alguna información de Internet que les comparto a continuación:

Maestro Lanto: Sumo sacerdote en el templo de la Madre Divina en la Atlántida; Emperador Amarillo; Duque de Chou, contemporáneo de Confucio. Etc. etc.

En 2009, la humanidad está bajo la protección del segundo rayo, que es dirigido por el amado maestro Lanto, cuyo color es el dorado.

La gran Fraternidad Blanca se constituye de líderes religiosos, que murieron en nombre del amor. Como avatares -almas iluminadas que no necesitan más reencarnar-, se reúnen en lo que denominamos Shambala, cuya misión es proteger la humanidad.

Con la Fraternidad, nació la expresión "Yo soy". Cuando usted pronuncia "Yo soy", su conciencia de acuario se activa, generando sabiduría y humildad. Pronunciada después de una oración, esta será eternamente mantenida por un ángel.

Según los estudiosos de la Fraternidad, existen siete rayos, dirigidos por siete maestros y sus probables encarnaciones.

El maestro concede la sabiduría a los estudiantes y tiene fuerte conexión con Oriente, devas y los elementos tierra, fuego, aire y agua, como también sus respectivos ángeles de la naturaleza. En su última encarnación, él habría sido Confucio.

Anteriormente al Maestro Lanto, quien asumió este rayo fue el amado maestro Kuthumi.